_____________________________________________________________________________________________________________________________

 
 

Según el gastroenterólogo, nutriólogo y pediatra Nelson Ramírez, al hablar de la alimentación se debe cumplir con la frase que dice “desayunar como rey, almorzar como príncipe y cenar como mendigo”; el primer alimento es el más importante del día. Tomando en cuenta que los niños ya empiezan clases y los padres a veces obvian esta comida, he aquí los consejos del especialista para un desayuno que cumpla los requerimientos nutricionales de los niños, favoreciendo un óptimo desarrollo. Los tres componentes principales para el desayuno son: las proteínas, las grasas y los azúcares acompañados siempre de algún elemento como fibra o agua, por ello un desayuno ideal sería uno que contenga éstos, los que podrían ser por ejemplo la leche que es una gran fuente proteica que además proporciona azúcar y calcio. Un producto lácteo no debería faltar en el desayuno, aseguró Ramírez. Este alimento es una buena opción porque es un componente de rápida absorción pero el niño no debe tomar más de 200 mililitros en el desayuno debido a que no es bueno exagerar, explicó Ramírez, además es recomendable que se le brinde al niño un cereal natural como la cañahua, quinua, trigo, maíz o avena ya sean estos cocidos o en hojuelas pero sin contenidos como preservantes, saborizantes o azúcar excesiva, apuntó. Una fuente proteica extra puede ser el huevo hasta 3 ó máximo 4 veces por semana; éste además de ser más económico, presenta bastantes proteínas y la yema además de calcio proporciona vitamina A y nucleótidos que tienen efectos positivos sobre la inmunidad del ser humano y le brinda una sensación de bienestar, aseguró Ramírez. En el artículo de eluniverso.com, Lorena Espinosa, ingeniera en Nutrición menciona que para un niño de 6 años, el desayuno debe incluir cerca de 320 calorías. Ese valor nutricional se consigue brindando proteínas como carne, leche y huevos (estos últimos máximo tres veces a la semana). Mientras que para el consumo de grasas se deben incluir sándwiches de queso o atún, una rebanada de pan con mantequilla de maní e incluso proporcionarle un hot-dog, “porque no se le puede apartar de esas costumbres alimenticias, lo importante es que no se haga costumbre”, manifestó. Por otra parte los carbohidratos son el grupo alimenticio más importante, pues gracias a ellos es que el menor desarrolla la agilidad física y su carácter activo. Además deben recibir frutas, preferiblemente naturales que contengan vitamina A o C como papaya, manzana, naranja, peras siempre acompañado por el consumo de agua pues la falta e este elemento en nuestra población es un problema, debido que puede generar estreñimiento, advirtió Ramírez. En cuanto al pan el especialista explicó que tienen proteínas y tienen azúcar, pero es aun mejor el pan integral que tiene algo más de fibra que el pan de batalla, el cual puede consumir el niño sin exageraciones y en algunos casos se les puede agregar mantequilla o mermelada preferiblemente caseras para evitar el alto contenido azucarado. Mientras que un artículo publicado en la página de internet guiainfantil.com, sugiere a los padres que para un desayuno ideal se deben tomar en cuenta los siguientes alimentos: • Lácteos: leche, yogur, y/o queso • Hidratos de carbono: cereales, galletas, pan, copos, entre otros. • Grasas: aceite de oliva, mantequilla o margarina • Vegetales: frutas o zumo • Otros: mermelada, jamón york o pavo, miel Pues cuando el desayuno aporta por lo menos 3 alimentos de los citados, con toda seguridad, contribuirá a que los niños tengan más energía y más fuerza para desarrollar las actividades escolares, todo es cuestión de hábito. Si desde temprana edad, los niños se acostumbran a desayunar bien, su organismo se habituará a esta costumbre, y le exigirá un buen desayuno todos los días, y ellos se sentirán satisfechos. Así la familia estará previniendo lo que hoy es una preocupación mundial para los expertos de alimentación: la obesidad infantil. Por último, Ramírez explicó que no se recomienda el té, mucho menos el café y en alguna circunstancia podrían consumir chocolate pero este último que contiene teobromina, tampoco es muy recomendable pues esta sustancia tiende a crear dependencia, mientras que la cafeína junto a la teína son bastante, nocivas finalizó. http://www.gaianoticias.com/

 

_____________________________________________________________________________________________________________________________

Asociado: ANDIL

 

_____________________________________________________________________________________________________________________________

 
       
© ANDIL • Todos los derechos reservados • 2011 • aviso legal | mapa del sitio | contacto