La stevia y la chía están normadas
Noticias
1/30/2012

 
 
 

_____________________________________________________________________________________________________________________________

para el consumo “Naturalmente dulce”, “300 veces más dulce que el azúcar”, “8 veces más calcio que la leche”, son mensajes que diferentes empresas utilizan para comercializar productos como la stevia y la chía, que actualmente cautivan la preferencia de clientes que buscan alternativas alimenticias naturales y saludables. Hasta junio del 2011 no existía una normativa que permita verificar la autenticidad y determinar la calidad microbiológica de estos productos. Actualmente, un comité técnico integrado por 25 instituciones entre éstas el Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag) y el Instituto Boliviano de Normalización y Calidad (Ibnorca) trabajaron para emitir a la población y verificar la calidad de los productos a través del Registro Sanitario (R.S.). CHÍA La chía es una pequeña semilla de color negro y blanco, de forma parecida a la linaza, es reconocida por su alto contenido de nutrientes, calcio y Omega 3. Esta semilla contiene 8 veces más calcio que la leche y se constituye en un suplemento nutricional de alto contenido proteico para mujeres embarazadas, según datos de la empresa especializada en salud “En Buenas Manos”. Por sus propiedades, la semilla, de origen precolombino, renace con la preferencia de la población que cada vez más busca opciones más sanas. No existe contraindicaciones para su consumo, según la información proporcionada por el gerente general de la empresa Chía Seeds, Marcelo Aspetty. Otra de sus características es el elevado porcentaje de aceite vegetal. Contiene un 30 por ciento de aceites, de los cuales más del 60 por ciento es Omega 3 -un ácido graso esencial para el organismo. Aspetty recomienda consumirla molida. “Dos cucharadas soperas de Chía molida cubren las necesidades humanas diarias de Omega-3”, señala Aspetty. Su alto contenido de antioxidantes previene la oxidación celular y enfermedades como el cáncer. El contenido de fibra que tiene permite prevenir el estreñimiento. Su uso fue difundido para diabéticos, y personas con pérdida de la memoria. La chía puede ser consumida cruda o cocida, junto a cualquier alimento o bebida, ya que no altera el sabor original de los mismos. Su combinación junto a sopas, jugos, yogurt, ensaladas, salsas, guisos, pasteles, cereales y masitas son algunas alternativas para su consumo. Una de las cualidades de la semilla de chía son sus propiedades hidrofílicas, que logra absorber más de 12 veces su peso en agua, permitiendo prolongar la hidratación en las personas. Al dejar remojar una cuchara colmada de chía en un vaso de agua, 30 minutos después se forma una especie de gelatina espesa, por la fibra soluble que la caracteriza. Por su gran cantidad de fibra no puede ser atacada por las enzimas digestivas; permitiendo aprovechar al máximo los nutrientes de la semilla. El riesgo de una mala manipulación en la cosecha, almacenamiento o envasado, microbios y bacterias como el moho, levaduras, coliformes y otras pueden derivar en problemas en la salud como la salmonelosis, fiebre tifoidea, dolores de cabeza y dolores estomacales, según la explicación del coordinador Departamental de Inocuidad Alimentaria del Senasag, Alejandro Mattos. “Su producción en Bolivia se concentra en Santa Cruz y Cochabamba”, señala el encargado de Vigilancia y programas de inocuidad alimentaria del Senasag, David Ramos. STEVIA La stevia es una planta de origen tropical, que se constituye en un endulzante natural, alternativo al azúcar. Es cero calorías, 200 a 250 veces más dulce que el azúcar. Las personas pueden encontrarlo en tiendas de alimentos naturales o farmacias. El riesgo es que muchas personas adulteran el producto con edulcorantes como los ciclamatos de sodio y potasio o aspartame y acesulfame K, que al ser consumidos en dosis no recomendadas derivan en enfermedades cancerígenas. “Sacamos varias muestras de los mercados y en diferentes puntos de venta, habían productos que no tenían ni el 1 por ciento de stevia”, señala Mattos. La autenticidad de la stevia puede distinguirse por 3 aspectos: 1) el color, que no debe ser blanco sino amarillento (amarillo ámbar o crema), 2) su sabor debe ser dulce con un toque amargo que deja un retrogusto al final, y 3) su granulación es fina (polvo); si se perciben granitos blancos muy diminutos parecidos al azúcar es probable que sea sacarina al igual que si existen pequeños cristalitos parecidos al ajínomoto, se trata de ciclamato de sodio. La producción en Bolivia es propia de zonas tropicales como los Yungas en La Paz, y el trópico de Cochabamba. Norma verifica pureza en 2 países Un comité técnico creado en febrero de 2011 trabajó en la elaboración de las Normativas Bolivianas para determinar la pureza de los productos. Las muestras de stevia son enviadas a laboratorios de Chile y Paraguay. En el caso de la chía no hay una norma específica y su control se rige según la normativa general para granos, según informó el coordinador Departamental de Inocuidad Alimentaria, Alejandro Mattos. “Bolivia no tiene laboratorios con esa capacidad de análisis”, explica Mattos. En Paraguay, el país que concentra la mayor producción de stevia, se determina el porcentaje de stevia que contiene cada producto, determinando la cantidad de esteviósidos. En Chile se determina la cantidad de edulcorantes que pueda tener el producto. En Bolivia se realiza el análisis microbiológico para identificar organismos que puedan afectar la calidad del producto y dañar la salud de los consumidores. Cumplidos estos análisis y verificadas las buenas prácticas de manufactura, el Senasag otorga el Registro Sanitario (RS), y se determina el alcance de su comercialización, local, nacional o de exportación. El RS debe tener 12 números. Todos los consumidores pueden verificar la autenticidad del RS introduciendo el número en el siguiente enlace web: http://190.129.84.251/egp/pquery.html http://www.opinion.com.bo/

 

_____________________________________________________________________________________________________________________________

Asociado: ANDIL

_____________________________________________________________________________________________________________________________

     info@andil.com.bo
     www.andil.com.bo

_____________________________________________________________________________________________________________________________

       
© ANDIL • Todos los derechos reservados • 2011 • aviso legal | mapa del sitio | contacto