Semillas para mejorar la salud
Noticias
8/5/2012

 
 
 

_____________________________________________________________________________________________________________________________

Las simientes de lino y chía favorecen el tránsito intestinal, las de calabaza previenen problemas de próstata y las de hinojo poseen propiedades digestivas De lino, chía, sésamo, mijo, calabaza, girasol, amapola, hinojo o alpiste, las semillas se consumen cada vez más para alcanzar una alimentación equilibrada, pero también para tratar algunas patologías o simplemente como acompañamiento de ciertos alimentos, sobre todo yogur, batidos, ensaladas, purés, postres y zumos. A la par que reciben los parabienes de los especialistas en nutrición por ser ricas en calcio, vitaminas, fibra, ácidos omega y potasio, entre otros nutrientes, proliferan las empresas dedicadas a su distribución, de forma que se pueden encontrar en todos los centros de dietética. Una de las formas más sencillas de consumir semillas es a través de la ingesta del pan, ya que existen diferentes variedades que las incluyen en su elaboración, pero también se pueden incorporar a cualquier comida del día. Por ejemplo, las semillas de amapola o sésamo combinan con las pastas y ensaladas; las de sésamo, con una importante concentración de calcio, se adquieren crudas para elaborar tanto platos salados como postres (sirven para rellenar pasteles o bizcochos). Las previamente tostadas, por su parte, se añaden a las ensaladas y el yogur. El sabor y las propiedades de este último alimento mejoran si se incluyen pequeños trozos de fruta fresca y cereales. También mezcladas con el yogur se consumen las semillas de lino, que favorecen el tránsito intestinal, según Félix García, del Centro Dietético Astur. Para beneficiarse de estas propiedades aconseja igualmente dejar macerar durante la noche dos cucharadas soperas de semillas de lino en un vaso de agua y beber el líquido con las semillas al día siguiente. Por su alto contenido en fibra, las semillas de chía también sirven para combatir el estreñimiento y al ser ricas en vitaminas ayudan a prevenir el colesterol. Éstas se consumen igualmente mezcladas con yogur (2 cucharadas rasas) y si se muelen se mezclan con jugos u otros líquidos para obtener sabrosos y saludables batidos. Las de calabaza, por su parte, tienen como fin prevenir problemas de próstata. Félix García recomienda ingerir todos los días entre 12 y 15 semillas, mejor si proceden de la agricultura ecológica. En el mercado también existe, en forma de perla de gelatina, aceite de semilla de calabaza. El hinojo y el alpiste son también semillas de consumo frecuente. Una infusión de hinojo después de cada comida favorece la buena digestión y mejora los problemas de flatulencia; la de alpiste, por su parte, tiene propiedades depurativas y ayuda a prevenir el colesterol. De ambas tisanas, el responsable del Centro Dietético Astur recomienda no beber más de tres al día. Y germinando las semillas de alfalfa y de soja se obtienen brotes de alto valor nutritivo con los que elaborar ensaladas, bocadillos y tortillas. Este proceso se puede llevar a cabo en casa; sólo se necesita una caja de zapatos y algodón. En el interior de la caja se prepara una cama de algodón humedecido en agua. Sobre ella se depositan las semillas, que se cubren con otra capa de algodón. Transcurrido un tiempo aparecen los brotes. http://www.lne.es/sociedad-cultura/2012/05/08/semillas-mejorar-salud/1238666.html

 

_____________________________________________________________________________________________________________________________

Asociado: ANDIL

_____________________________________________________________________________________________________________________________

     info@andil.com.bo
     www.andil.com.bo

_____________________________________________________________________________________________________________________________

       
© ANDIL • Todos los derechos reservados • 2011 • aviso legal | mapa del sitio | contacto